h1

Poder es querer

30 marzo 2009

Voluntad. Nada menos que voluntad. Que bonita nos queda. Que grandes nos hace. El libre albedrío hecho realidad. Que coquetería la nuestra, nos ponemos el mejor traje que se nos ocurre. Para que íbamos a vestirnos con miseria, diferenciémonos del resto del mundo animal, que se note que nosotros no somos cualquier cosa, somos seres humanos, nosotros tenemos voluntad. Nada menos que voluntad.

Gritamos al unísono: ¡Decidimos lo que queremos! Y tenemos varias excusas para hacernos eso tragable. Lógica y razón, sentimientos, el caso es que decidimos, optamos, elegimos un camino y como gracias al cielo contamos con el don de la sagrada voluntad, pues hacia allí nos encaminamos. Y no sólo eso, sino que somos tan buenos que por querer de verdad algo, por andar decididos, tenemos garantizada la meta. Todo el mundo lo sabe, querer es poder.

Quien quiere pintar acaba pintando, quien quiere cantar acaba cantando. ¿Verdad? ¿O quizá sea al revés? ¿No puede ser que quiera pintar el que sabe pintar? ¿O que alguien con dotes para el canto quiera, como consecuencia, cantar? No cabe duda de que nos hace más felices pensar que las cosas son posibles porque nosotros las hacemos así. Con nuestra voluntad. ¿Cómo vamos a pensar que vamos a querer algo sólo porque nos sea posible? Que cosa tan triste sería eso.

Hay un pequeño precio. De vez en cuando viene a decirnos hola la frustración y nos habla sobre la infelicidad. Pero estamos crecidos. No nos convence. Algo ha fallado. En realidad todo es posible. Sólo hay quererlo.

Anuncios

6 comentarios

  1. Gracias por pasarte por mi blog, porque asi me ha posibilitado conocer el tuyo. Estoy en absoluto de acuerdo contigo. Siempre he creido que uno debe escuchar sus deseos más profundos, precisamente porque estos van a corresponderse con nuestras posibilidades.


    • Cierto caótica, que pena que esos deseos profundos estén tan al fondo que a veces cueste escucharlos con tanto ruido. Aunque por otro lado, limitarse a las posibilidades sería inteligente pero… ¿aburrido? ¿Estamos seguros que no estamos dispuestos a pagar el precio? ¿un poquito de infelicidad a cambio de algo de incertidumbre?
      Gracias a ti.


  2. Prefiero el querer al poder, la querencia a la imposición, la voluntad a fuerza.
    La voluntad abre un mundo de posibilidades, claro que si. Y el poder… ¿es querer? Que algunos puedan no quiere decir que quieran. Te acerco algo que estoy leyendo en estos momentos y que me has recordado, además de que coincide que en esta temporada, ando a las vueltas con estos pensamientos:
    http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2746696
    Me gusta confiar en la fluidez de la incertidumbre.
    Gracias sacar a la luz este tema.


    • Los arbóles pueden medir hasta cien metros, y los miden, no es su voluntad, por ello no les otorgamos merito como individuos. Los guepardos pueden correr a 100 kilometros por hora ¿y que? Es su naturaleza, pero nosotros… ay nosotros, nosotros lo que podemos hacer es porque lo queremos. A veces la voluntad me parece un truco para la autoestima, ¿quien no prefiere la querencia a la imposición? Puede que poder no sea querer, pero ¿tal vez una premisa? No se. Yo también ando a vueltas con estos pensamientos.
      Muchas gracias por tu aportación. Y por el texto, le echaré un vistazo.


  3. Hay personas que con mucho tesón consiguen lo que se proponen. Es más fácil cuando se tienen actitudes para ello. También está el que prueba esto, prueba lo otro, pero en definitiva no sabe hacer nada especialmente bien, de todo se cansa, su virtud no es la constancia, empieza muchas cosas pero no termina nada. Las personalidades de cada uno son tan diferentes…¿Y si alguien que no ha pintado en su vida un cuadro, hace una prueba en un cursillo y descubre de repente una vocación tardía?
    ¿Puede escribir o pintar alguien al que no se le da bien del todo pero eso le hace feliz? ¿Porqué no?
    ¿Se hace daño a alguien?

    Saludos Fuente de Sed.


    • Sara,
      Claro que no hace daño a nadie. Y aunque lo hiciese. Si alguién quiere pintar o escribir adelante, se le de bien o no. Para mi el debate es porqué alguién quiere hacer algo, como escribir o pintar, y el tener dotes para hacerlo o creer que se puede llegar a hacerlo bien (para lo que viene de perlas el tesón y la constancia)… digamos que tiene su peso.
      Sara, muchas gracias, no sólo por visitar este blog sino por hacerlo activamente y enriquecerlo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s