h1

Castillos de arena

1 junio 2009

Y un día nacemos. O nos nacen como dicen los ingleses. Nos paren y suena el pistoletazo de salida. Los cervatillos tratan de ponerse de pie. Nosotros empezamos con nuestro castillo de arena. Cubo a cubo. Desde que nos dan una palmadita en el culo hasta que nos cierran los ojos.

Sin embargo poco más de 31 años después de empezar a cavar fosos y levantar torres Ettore Majorana hizo algo inesperado. Se alejó unos pasos de su castillo y lo miró. Y Ettore Majorana miraba para ver. Y no le gusto lo que vio. Y decidió no seguir con ese castillo.

El castillo no era pequeño y de hecho sigue en pie. Le bastaron muy pocos años y solo un puñado de trabajos para ser considerado uno de los grandes físicos de toda la historia. Puso la piedra filosofal en campos que aun hoy, 70 años después, siguen siendo las principales vías de investigación de la física y que a la mayoría de los mortales se nos escapan. Es fácil pensar que cualquiera hubiera encontrado la felicidad en algún rincón de torres tan altas. Pero Ettore Majorana no era cualquiera.

Quizá fue cierta frustración en su labor docente. Quizá no encajaba en el mundo científico y sus tareas. Quizá previó con años de antelación lo que podía suponer la física nuclear en manos de Mussolini. Todo elucubraciones. Pero una cosa es segura, Ettore Majorana decidió desaparecer. Y si alguien con su cabeza decide desaparecer, desaparece.

Decidió el camino, el mar. Pero no reveló el destino. Pudo ser una orilla lejana donde empezar otro castillo. Algunas personas afirman haberlo visto en Argentina. Aunque también pudo elegir el fondo del mar.

Antes de embarcar, escribió desde Nápoles una carta donde pedía a su familia como único deseo que no vistieran de negro y que lo olvidaran si pudiesen. Al día siguiente en un telegrama puesto desde Palermo comunicó que el mar le había rechazado y que volvía. Pero no volvió. Parece ser que insistió. Y que el mar no lo rechazó por segunda vez.

Anuncios

6 comentarios

  1. Pues se ve que no desaparece, sigue siendo.
    🙂


    • Lo que sigue siendo es el castillo, que era muy grande y resiste bien el vendaval del tiempo; pero el arquitecto, ese no volvió a pasar por alli ¿no?
      Un besazo.


  2. ¡Qué joven era cuando desapareció!
    Tenía treinta y dos años, si no he calculado mal. Por qué será que las personas muy inteligentes no terminan de ser felices, al contrario, suele rodearles un halo de desgracia, e inadaptación social. ¿Tuvo algo que ver con la la bomba atómica?
    A ver si fueron los remordimientos…
    Hay que ver, unos con tanta inteligencia y otros tan escasos(lo digo por mí), está muy mal repartido el mundo.
    Ettore Majorana, curioso, ya no se me olvida.


    • Su tiempo fue bastante anterior a la bomba atómica, pero una de las teorías proclama que con su excepcional intelecto pudo prever la dirección en que podía derivar sus investigaciones en física. Y que prefirió que su nombre no figurara en semejante proyecto. O al menos desasociarse él de ese nombre…
      Otros dicen que era imposible que nadie imaginara con tantos años de antelación al horror que se avanzaba por ese camino.

      No se si la inteligencia tiene relación con la infelicidad, pero estoy casi seguro de que la ignorancia si la tiene con la felicidad.
      Ah, y de escasa nada! Lo digo por ti. Un beso enorme.


  3. seguramte…el mar lo acepto pro segunda vez..
    esta hsitoria me ha calado profundo..
    hace menos de un año yo tambien perdi a una persona….
    esta se fue sin despedirse…y como el protagonista de tu historia….lo consiguio al 2º intento…
    lo unico que consuela…es saber que estan donde ellos querian….
    😦

    un abrazo


    • Vaya Fire, siento que la historia te haya refrescado algo triste. Los consuelos tienen la manía de quedarse cortos ¿verdad?
      Un abrazo largo…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s