h1

Bienvenida al mundo adulto

24 agosto 2009

El pájaro era feo. Esa era la única razón por la que no parecía de escayola. Nadie se dedica a hacer figuritas de adorno feas. Por lo demás el pájaro ni piaba ni se movía en todo el día.

Incluso así y aunque solo hacía tres meses que su padre se lo había regalado, ya le tenía mucho cariño. Cada mañana le cambiaba el agua y revisaba que no le faltara alpiste. Y le cantaba. Ella al pájaro. Y le decía susurrando que entendía que no tiene sentido volar dentro de esa jaula, y que pronto le compraría una mucho mayor.

Comenzaba el verano y surgió la posibilidad de hacer un viaje con sus amigas, su primer viaje sin adultos o cuidadores. Su padre, que todo lo hacia por bien educarla, aceptó pero le dijo que tenía que pagárselo ella, y le comentó la posibilidad de vender algo que no necesitara. Le sugirió el pájaro ya que era de una especie rara y tenía su valor. Ella decidió dárselo a un prestamista para poder recuperarlo tras el viaje. Podría trabajar unos cuantos fines de semana y con eso valdría. Su padre le escuchó orgulloso.

Cuando un mes después el prestamista salió de su almacén con la jaula, ella vio enseguida que el pájaro estaba muerto. Le preguntó al borde del sollozo sobre que había pasado pero el prestamista se limitó a decir que no había pasado nada, que él no veía la diferencia: le devolvía exactamente lo que ella le había dado.

Inspirado en “Los rebeldes”, de Sándor Márai.

Anuncios

5 comentarios

  1. ¡Pues vaya mierda de mundo! Como diría Mafalda: “que paren el mundo, que yo me bajo”.

    (Aunque algo se podrá hacer para mejorarlo en algo, ¿no? Digo yo…).


    • Una buena mierda si, como para cargarse en el felpudo de bienvenida. Eso ya sería hacer algo ¿no?
      Oye, ¿la cita no es de Groucho Marx?
      ¡Besote grande!


  2. 🙂 ti si que me hipnotizas…

    Bueno, no, si busco la palabra adecuada, encontraré que tus palabras me alimentan la razón, la esperanza y la ilusión.

    Gracias a ti por escribir así.


    • Vaya muchas gracias! ¿Seguro que no te confundes de blog? 😉
      Un abrazo muy fuerte.


  3. Toda la razón del mundo, ¡Groucho!
    Sí, cagarse ya es hacer algo, pero es una manera un tanto antihigiénica y sucia de revelarse. ¡Siempre que no elijas mi felpudo de bienvenida:P !
    ¡Besitos de agua, fuente!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s