20 comentarios

  1. Ha sido como viajar a mi viejo libro de Filosofía de Bachillerato.

    ¿Quién dijo que la filosofía era aburrida? (Si es que es la propia vida…).

    Un besazo.


    • ¿Se sigue estudiando filosofía en el bachillerato actual?
      ¿o se estima que no forma parte de la formación básica necesaria para crear buenos y eficientes trabajadores?


      • Creo que se estima que va ‘en contra’ de esa formación empresarial.

        Apunte positivo: hoy he explicado a mi hermana el Marxismo para un examen (estudia 1ª Bachillerato).

        En negativo:

        Mi hermana: ¿Por qué Marx decía que había que cambiar la realidad?
        Yo: ¿Sabes qué ocurría en el siglo XIX?
        M.H: Ni idea, en clase no explican esas cosas.

        …..
        A veces es mejor no hablar.


    • Lo peor de todo es que puede que sí sea peor para esa “formación empresarial”.

      A veces es mejor no hablar, y por eso a veces hay que no callar.


  2. Bueno, una de cada mil personas huelen los sonidos y escuchas los colores. La sinestesia está siendo estudiada en la Universidad de Granada de la mano de Alicia Callejas y Juan Lupiáñez, paso un enlace:

    http://www.ugr.es/~sinestes/

    “Si fue la palabra la que la persuadió y engañó su mente tampoco es difícil hacer una defensa ante tal posibilidad y dejarla libre de la acusación del modo siguiente. La palabra es un poderoso soberano que, con un cuerpo pequeñísimo y completamente invisible, lleva a cabo obras sumamente divinas. Puede, por ejemplo, acabar con el miedo, desterrar la aflicción, producir la alegría o intensificar la compasión”. Encomio de Helena de Gorgias de Leontino

    Aunque coincido con el señor Carlos García Dual en “Los grandes textos son los salvadores del olvido, gracias al fervor de muchas generaciones”.

    🙂

    Muchos besos.


    • Pero incluso en casos de sinestesia, que alguien relacione el tres con el amarillo no significa que uno sea otro ni que lo explique ¿no?

      Echaré un vistazo al link que mandas, no sabía que en Granada estaban en eso… es interesante.
      Muchas gracias. Y muchos besos!


  3. Muchas veces atribuimos el término de sabio a quien tiene habilidad de palabra. A veces cuando escucho a alguien debatir y dar la vuelta a lo que los demás dicen y tienen esa capacidad admirable de convencer, para mí quedan como charlatanes. Nadie tiene el poder de la verdad y las cosas no son blancas o negras. Pero si que ese arte de persuadir es realmente una gran habilidad.
    Un beso


    • Quizá el lenguaje parezca poquita cosa, algo ajeno a la realidad como diría Gorgias, pero por muy poquita cosa que sea es todo lo que tenemos, o al menos una gran parte.
      Un besazo.


      • Poquita cosa???!!!!!! discrepo!!!! la palabra es la mejor de las armas es poderosa, y gracias a ella por lo menos hacemos algo, imagina que calláramos….
        Eso si, hay que saber utilizarla
        Gracias por seguir sabiendo utilizarla,
        como siempre un placer leerte
        un enoooorme beso


      • No niego que sea un arma poderosa, puede que la que más como sugieres, pero un arma es un arma y al igual que las pistolas vale para defender cualquier cosa. Con esto, insisto, no le estoy quitando valor, sino que se lo estoy dando.
        ¡Que manía tiene la gente con discrepar! Siento que me roban algo… 😉
        ¡Beso!


  4. Muchas veces el silencio es la mejor palabra, a veces la gente desea la reacción, la disputa, la controversia y por ello creo que con el silencio damos un ultimatum.
    Besos


    • Yo mismo busco a veces la controversia, y es que puede que nos equivoquemos tantas veces callando como hablando. Y las que nos quedan…
      Un beso enorme.


  5. Me ha pasado tantas veces… Que dudo de mi integridad, del valor de mis ideas y mis juicios. Cuando escucho a ambas partes y sopeso los pros y los contras de cada una de éstas, me siento incapaz de tomar partido por ningún grupo, veo que los dos pueden tener razón, me convence uno y luego me convence el otro, debo ser muy fácil de convencer. De lo que sí me doy cuenta es de la incapacidad de ambas partes para encontrar un punto medio, de la limitación para adaptarse los unos a los otros y beneficiarnos de todos y cada uno de ellos. Nos quedamos en el blanco o en el negro, pero las cosas no son así. Todo cambia mucho dependiendo de la perspectiva con que se mire, ya sea la de tu situación económica, la educación recibida, el entorno que te rodea, las influencias de los demás, la cultura, tu estado de ánimo…Por encima de todas estas circunstancias tendríamos que saber mirar.
    Estoy de acuerdo, en suma, con todos los comentaristas de este blog.

    Un abrazo.


    • Muchas veces me ha pasado como a ti (demasiadas veces…) y ahora intento hacer un ejercicio cuando esto me ocurre: obviar la superficialidad de los discursos, hacer un ejercicio de introspección, mirarme dentro y recordar qué es lo que siento/opino y por qué. Las palabras engañan y manipulan (incluso, y por supuesto, estas que estoy pronunciando)por eso es tan fácil que nos arrastren a su terreno.
      Sin embargo, discrepo (te jodes, fuentedesed ;)) en algo: muchas veces no hay punto medio y el “beneficio” colectivo de tomar lo mejor de cada es … imposible e innecesario?

      Besos!


    • A mi juicio lo que Gorgias dice es que no hay que saber mirar por encima de esas circustancias, por que ellas forman parte de la realidad. Aunque eso no nos lleve a una realidad única. Y lo que si hay que saber hacer es tanto ser conscientes de que miramos el mundo a traves de un cristal (y con ello podemos intentar imaginar la realidad a traves de cristales de otros colores, aunque nunca podemos quitarnos el nuestro), tanto eso como saber usar bien la herramienta para defender (defender en un sentido amplio, entiéndaseme) esa realidad, y poder comunicarla a los demás, y eso es muy importante porque cuando uno pretende realizar cambios en su realidad, en una medida u otra la de los demás también ha de cambiar. El lenguaje es un catalizador para ello. Digo yo.

      Y por eso discrepo con todos los comentaristas de este blog, incluyendo, por supuesto, el fuentedesed ese…

      Ah! Y en cuanto a esa discrepancia (clarísimo ataque a mi copyright) he de decir con todo el dolor de mi corazón que no puedo discutirla. Como ya hemos comentado por aqui alguna vez a mi juicio en el punto medio no está la virtud sólo por estar en medio de dos opuestos.

      Besazos!


      • ¿Cómo va a discrepar con una idea quien contribuye (conscientemente) a difundirla?

        Yo era más de “medios virtuosos” pero… “me vienen a convidar a indefinirme” y, poco a poco, una se va aferrando a una pasiva resistencia :)Thanks


  6. En la facultad de Periodismo nos enseñaban que tan “digna” profesión debía llevar el sello de la objetividad y que nuestros textos debían mostrar la “verdad”, la “realidad”, con la mayor precisión posible, conforme a su función de servir a la sociedad.

    Poco hace falta para descubrir la falacia. Resulta que no hay realidades sino construcciones y que la “verdad” es un producto que resulta del discurso, y no un elemento al que éste debe fidelidad.

    Esto puede ser enriquecedor, positivo, cuando se trata de opiniones personales, diserciones o gustos. Pero cuando el discurso se adueña y juega con los valores de ‘justicia’, ‘libertad’, ‘necesidad’.. y los convierte en fichas al servicio de los intereses de quien controla la retórica (i.e, el dinero).. entonces deja de ser divertido. Las palabras se traducen en hechos, personas y vidas, y el resultado de la dialéctica no se reduce, como en la vida de Gorgias, a un ejercicio de oratoria.

    ‘eme’ dice que la filosofía es la vida misma. Cierto: la filosofía y la (maldita) comunicación.

    Besos rebotados (quién me manda ver los Informativos durante el almuerzo…)


    • Uh, me pido haber escrito ese segundo parrafo, ¿vale?
      Pero no creo que como consecuencia la dialéctica se reduzca a un ejercicio de oratoria. Se trata de que por ejemplo dos de esos conceptos que mencionas, justicia, libertad, esos conceptos (y quizá no esas palabras) estén vivos y formen parte del discurso (y por tanto de la realidad) de la gente. Eso no es oratoria y ya está, eso se debe traducir en cambios. Cambios en nuestra realidad y en la de otros. Por eso el tema es importante, y por eso probablemente estemos aqui 😉
      Un abrazo cariñoso (yo no he visto los informativos hoy)


  7. Sección: peticiones de los oyentes.

    Hola fuente de sed, te llevo escuchando mucho tiempo y no me pierdo ni uno solo de tus programas, son muy variados y entretenidos. Veo que le pegas a todos los temas y muy bién,con mucho éstilo por cierto. Me hacen mucha compañia sus reflexiones en estas noches tan frias en las quen intento no confundir a “Kant” con el novio de la barbie…

    un abrazo de su fiel oyente.


    • Se le agradece su fidelidad y se valoran sinceramente y en gran medida sus aportaciones. De hecho me reservo la imagen del novio de la barbie con unos años más y una peluca blanca para reirme alguna noche fria…
      Un abrazo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s