h1

El combate

8 marzo 2010

¡Atención señoras y señores! Atención que está a punto de sonar de nuevo la campana. Va a comenzar un nuevo asalto. Les recuerdo a los combatientes.

En una esquina del cuadrilátero podemos ver el patio de un colegio. Unos profesores han organizado una pequeña celebración y decenas de niños y niñas de entre cuatro y seis años están jugando a colorear con tintes el agua y distribuir botellas de colores por todo el suelo. El pequeño Jorge no para de intentar cambiar el color del mismo recipiente, Sara intenta formar letras con botellas rojas y Paquito, sin parar de reír, se dedica a correr entre el arco iris todo lo rápido que puede pero intentando no tirar ninguna botella.

Y enfrente, al otro lado del cuadrilátero, está lo que hay fuera de la valla de ese colegio. El padre de Fermín lleva buscando trabajo más tiempo del que se atreve a mencionar, Sonia y José, los padres de Belén, son ambos alcohólicos aunque es Sonia la que algunos días aparece con golpes en la cara, y Enrique está empeñado en trasladar a su hija María a un colegio privado donde no esté expuesta a la influencia de cualquiera.

Ajústense bien los guantes y colóquense el protector de dientes. Recuerden que en este pabellón, cuando suene la campana, no hay espectadores.

Inspirado en “Hoy empieza todo”, de Bertrand Tavernier.

Anuncios

12 comentarios

  1. Duras realidades, desgraciadamente es así!!!!
    Gracias por pasarte.


    • Duras realidades pugnando por dar forma la una a la otra… ¿quien ganará?


  2. Ring!!!!
    Respira hondo, de nuevo otro intento, que los cardenales de la última paliza no le hagan cejar.. Un golpe, de bruces contra el suelo. Se levanta, hay motivos para seguir intentando… Otro golpe, una nueva caída, y parece más difícil ergir la espalda que la vez anterior.

    No es el paso de los años, es el paso de la desdicha lo que hace de su combate un herial interminable. Y, en el otro lado del ring, observa a su hijo, y recuerda (o sueña) que un día muy lejano él también estuvo protegido por esa valla…

    (mano a mano…)


    • La valla desde luego es clave en este combate donde un factor importante es en cual de los dos sentidos es más permeable.

      (y codo a codo…)


  3. Niño que eso no se hace, niño que eso no se toca, no se dice…
    Esto es así. Tensamos tanto la cuerda que acaba por romperse o, en el peor de los casos, alcanza una longitud interminable.
    Triste realidad. A menudo los hijos se nos parecen, dice Serrat.
    Enseña con el ejemplo, eso me dijeron. Pero muchas cosas se nos escapan, se nos imponen, están ahí fuera.
    La vida y sus circunstancias. Todo en un lote y todo está en el juego. Puro combate.
    Un beso y un apretón de mano, con la izquierda, y continuemos con la lucha


    • Ya decía Einstein que “Dar ejemplo no solo es la mejor forma de educar, sino la única”. Y menudo ejemplo es esa triste realidad. Habrá que pensar bien donde damos los golpes.
      Un beso.


  4. La vida es lucha. ¿Acaso tendría sentido de otro modo? Ocurre que algunos jugamos limpio y otros tiran golpes bajos, pero aquí seguimos, aún en pie aunque ensangrentados, asalto tras asalto. Lo mejor de caerse es volverse a levantar y demostrar que en el tablero de ajedrez que es la vida todavía hay peones que juegan con dignidad y vergüenza.


    • Si, seguramente no tenga sentido de otro modo, seguramente no haya un último asalto y de lo que se trate es de que el desequilibrio de fuerzas sea a favor.


  5. Qué fáciles mencionamos “La lucha”. Qué rápidamente la mentamos en vano. Como si no fuera nada, y me incluyo….. un beso.


    • En lo que a mi respecta intento desde luego no mencionarla en vano, intento no mencionar nada en vano, aunque no siempre lo consiga. La educación me parece la única batalla con garantía de ser definitiva. Y desde luego me parece una lucha de lo más encarnizada la de aquellos que intentan que los modos en los que funciona ahora mismo el mundo no se cuelen en los colegios, y que tampoco en las casas se ceda a la tentación de enseñar a hijas e hijos a ser buenos (en el sentido de competitivos) en ese mundo. Las circustancias no me ponen en primera linea pero sé de gente que lo está y que no es nada fácil. En Hoy empieza todo (no puede tener un título más combativo) sale algún ejemplo de esta gente. De todas manera admito que puedo no acertar con las palabras, quizá sea falta de vocabulario.
      Un beso.


  6. Gran película y gran inspiración y gran bofetada que das con tu texto…


    • Me parece inolvidable no ya la película sino la sensación que me dejó. La reconozco cuando vuelve, porque a veces vuelve.
      Un saludo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s