h1

La prisa mata.

22 abril 2010

Al principio sólo había espacio y todo iba bien. Podíamos ir de aquí a allí, volver, quedarnos en un sitio; comprendíamos las dimensiones y hasta cierto punto las controlábamos. Volar siempre nos pareció un límite pero lo aceptábamos porque era sólo físico, no escapaba a nuestro entendimiento.

Más tarde Dios nos tocó con su dedo y nos dotó de consciencia. Y con ella llegó el tiempo. Ese fue el punto de inflexión, cuando se abrió la grieta entre el cuerpo y el alma. Podíamos mirar hacia el futuro y observar el pasado pero ahí se quedaba la cosa. Sólo en mirar. Imaginábamos y planificábamos en una dirección, añorábamos o nos arrepentíamos en otra, pero sin poder llevarnos nuestros cuerpos de viaje. De repente fuimos esclavos. Se nos impuso una nueva dimensión en la que carecemos del más mínimo grado de libertad.

Tiempo y espacio. Consecuencia: la velocidad.
Velocidad y tiempo limitado. Consecuencia: la prisa.

…y la prisa mata. Mata los espacios que quedan entre donde estamos y donde cuanto antes queremos estar y mata a la gente que quiere meter cosas en un día como quien se sienta en una maleta para poder cerrarla. Mata la prisa con la que las balas corren a su destino y mata también la prisa con la que sabemos que caemos por el precipicio.

Anuncios

10 comentarios

  1. Me estoy muriendo , muy deprisa.

    http://pongo-mi-voz.blogspot.com/2010/04/greenpeace-dia-de-la-tierra.html

    Un abrazo.


    • Buen apunte.


  2. Quisiera matar a la prisa, sin piedad!!

    De todos los blogs que sigo, creo que es la persona que está detrás de estas letras quien más curiosidad me transmite.


    • Matemosla! Y rápido. Antés de que nos arruine la vida… uyy…

      A mi también me transmite curiosidad, pero no más que otra gente la verdad.
      Un abrazo.


  3. Tengo muy poco que decir cuando al leerte textos como el de hoy, sólo se aparecen en mi mente dos palabras:
    es así.
    Al mismo tiempo me nacen unas ganas enormes de dejarte algo más que dos palabras, porque una persona que lo escribe así de sencillo y así de certero merece mucho más, merece gracias emocionadas y palabras de satisfacción.
    Gracias por hacerlo así de bien.
    Un abrazo enorme


    • Perdona pero “poco que decir” no está entre tus características, cosa que se agradece.
      Un besazo. ¡Y muchas gracias!


  4. Que razón tienes. Y hay gentes que hacen de la prisa su forma de vida hasta que como tu dices, caen del precipicio.

    Besos


    • Caminando junto al precipicio es mejor no ir tan estresado ¿verdad?, que la caida sólo está a un paso en falso de distancia.
      ¡Besos!


  5. La prisa, alérgica al mimo y a la dedicación, nos empobrece. Es todo un pasar, nada deja poso, veloces como vamos hacia ninguna parte.


    • Y encima eso, hacia ninguna parte. Si es que no tiene ventajas.
      Un abrazo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s