h1

Testatio mentis

13 mayo 2010

A ver, que soy Dios, y no uno cualquiera, soy el de la de mayúscula, así que haced el favor de escucharme. Es que llevo un tiempo pensando que para mi que no habéis entendido nada, y que o hacemos algo o no avanzamos. Vamos, que más bien vais para atrás. Y, claro, con todo eso de la omnipotencia pues me siento responsable. El caso es que como mi hijo dice que no vuelve allí ni harto de vino y que además no deja de echarme en cara lo que ocurrió, y va ya para dos mil años con ese soniquete en mi oreja derecha, que ya es tiempo, pues que he pensado probar con otra cosa. Así que mediante la presente derogo los diez mandamientos. Ah, y también quedan abolidos los pecados capitales. Los siete, si. Que me parece a mi que os habéis liado con tanta norma. Y que un poco obsoletas se han quedado, la verdad sea dicha. A partir de ahora, para que os centréis, lo único que os pido es que no propiciéis e incluso que no aceptéis el que las condiciones de vida de una persona sean menos dignas que las de otra. Pudiendo ser esta otra persona vosotros mismos, claro está. Y nada de inventaros razones, relativizaciones, historias o circunstancias de esas con las que justificáis tanta diferencia. Que os conozco. Los privilegios, vengan de donde vengan, no tienen cabida y no deberíais descansar ante ellos. Y si alguien duda de mi palabra porque no vea este medio de comunicación adecuado que tenga en cuenta que igual que mandé a mi hijo al más pobre de los lugares, pues ahora escribo mi texto en el más pequeño de los blogs. He dicho.

Anuncios

19 comentarios

  1. Jajaja si señor. Si existiera, es probable que dijera algo así. Y si lo dijera así, me replantearía hasta creer en él, mira tu qué cosas.

    Un abrazo.


    • Algo así me pasa a mi con “La última tentación de Cristo”, o con “El evangelio segun Jesucristo”… si yo fuera creyente creo que esos planteamientos reafirmarían mi fe, y sin embargo la iglesia les pone cuernos y rabo a ambas obras. Ellos sabrán, eso sí, que es a ellos a quienes les van muchos intereses en ello.
      Un abrazo!


  2. Pero mira que eres grande, tu blog será pequeño pero tú eres muy grande. Te atreves con todos los temas, hasta con Dios te metes.
    De mis tiempos pasados de parroquia y salmos me quedé con un único mensaje, “Comportate con los demás como te gustaría que lo hicieran contigo”

    Un abrazo fuerte.


    • Sería gracioso que en las parroquias actualizaran ese mensaje: “Comportate con los demás como te gustaría que lo hicieran contigo, siempre que no seas masoquista en cuyo caso quedas exento de esta norma.” Que en las leyes hay que dejarlo todo bien atado!
      Un beso!


  3. Ese, ese debería ser el principio y el fin de todos nuestros actos “que las condiciones de vida de una persona no sean menos dignas que las de otra”.

    Sí señor!!!

    Besos


    • Un buen fin, un buen comienzo.
      Besos!


  4. Vaya tela… 😛 Si Señor (con “ese” mayúscula), ya era hora de que Vuestra Voluntad se atreviese a dar el paso de revisar aquellos textos que una vez arrojó sobre la humanidad (con “hache” minúsula, faltaba más!) para intentar deshacer el entuerto.

    Eso sí, le advierto, Divina Autoridad, que a lo largo de estos siglos ha creado una serie de cuervos poderosos, muy poderosos, que no van a permitir que, a estas alturas de la vida cristiana y después de todo lo “sacrificado”, venga usted a desmontarles el chiringuito. Por mucho Dios y Padre del movimiento que diga ser. A fin de cuentas, usted será la imagen de marca, pero ¿quién se ha dedicado todos estos años a montar tan lucrativo negocio?

    Ay…… Dios es un iluso

    PD: (respecto a sus problemillas con el nazareno… simple conflicto generacional, no se amargue! un poco de terapia y todo solucionado)

    ((n. del a. : se me antoja que mis conversaciones cuando era creyenta tenían otro tono…)


  5. PD: creyenta o creyente, o creyent@ o algo así 🙂


    • Uy, no tengo Yo esperanza en que esos cuervos vayan a desmantelar el chiringuito, ya he visto que me han puesto casa en todos los pueblos, la más grande y alta y la mejor situada de todas, veo quien alli va, lo que hacen allí y lo que terminan haciendo fuera de allí, veo en boca de quien estoy y no puedo dejar de mirarme al ombligo y pensar en lo mal que me debí explicar hace dos mil años. Me llamarán impostor, y es lógico, porque mis palabras están contra sus intereses. Pero tiempo al tiempo. La semilla está plantada.


  6. Y quien le ha dicho a Dios que este blog fuera pequeño?
    jejeje…
    muy bueno el texto… y eso que no creo en dios…
    te creo mas a ti..
    🙂
    saludos…”’


    • Pues ya somos dos los que no creemos… si es que el que siembra vientos recoge tempestades y para mi que el que empezó a no creer en nosotros fue Él.
      Un abrazote!


  7. Un buen testimonio de voluntades….


    • La voluntad… nada menos…


  8. Querido Dios: esto, qué tal un macizo para esta pobre plebeya? En tu testatio, ya que derogas los 10 mandamientos, porque no me mandas a un buenorro que me haga mil delicias? No hace falta que hable. Para cosas inteligentes e interesantes ya te tengo a ti en este pequeño/gran blog.


    • Uy, es que los buenorros que hacen delicias los tengo muy solicitados, debe ser que hice menos de los demandados, un error de cálculo. Pero en fin, atendiendo a que estamos en un punto de inflexión y para que veas que no me falta Voluntad (la tengo toda, creo) voy a mirartelo a ver que puedo hacer.
      Un beso.


      • Dios mío! (O sea tú). También das besos? Bueno, pensándolo bien, me vale con uno que tenga una conversación interesante, que últimamente me da por ver a los hombres inteligentes como objetos de placer.


      • Si es que das la mano y te arrancan el brazo. Pues no pides nada, un hombre inteligente nada menos… si de buenorros ando escaso de inteligentes ya ni te cuento.
        Otro beso.


  9. Querido Sr. Dios: esos besos que usted da, son castos y puros? Porque igual me vale también un cura!


    • Eh! A los curas ni me los toques! Que esos me hacen falta a mi!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s