h1

El sueño americano

2 agosto 2010

Me lo enseñó la literatura de autoayuda. Y las series americanas. No debes dejar de perseguir tus sueños. Sólo se consigue hacerlos realidad con perseverancia. Todos podemos ser lo que queramos.

Y ahora, por fin, puedo dar fe de que es cierto. Me ha costado mucho llegar donde he llegado, pero aquí estoy. No oculto que he ido modificando ligeramente el camino que me había marcado, pero sin ceder ni un ápice en que hiciera lo que hiciera mi sitio estaba en un cementerio. He tenido que escuchar muchas risas, muchas acusaciones, me aconsejaban que morir era la mejor forma, panda de necios que no entienden lo que no les venden, pero no desfallecí. Ni fallecí, claro.

Al principio, por eso de seguir en contacto con la gente, pensé en ser el albañil que cierra los nichos. Los vivos tienen fama de ser más amenos que los muertos. Pero a base de visitas sobre el terreno vi que el trabajo era bastante monótono, siempre el mismo hueco para el mismo número de ladrillos. Por otro lado los vivos están sobrevalorados y hasta los llantos son siempre los mismos. La jardinería. Esa era la alternativa. Creatividad y trabajo manual unidos en un entorno lleno de posibilidades. En fin, se me encendió la bombilla y ya no descansé hasta conseguirlo.

Estudié día y noche, me esforcé en moverme en los círculos necesarios, trabajé en hoteles de la costa decorando el camino que lleva de las piscinas a las pistas de tenis, puse plantones y plantones en parques periurbanos por si los nietos de nuestros nietos quisieran saber que tiene la sombra de un árbol que otra sombra no tiene, diseñé jardines para intentar que las viviendas adosadas de familias acomodadas parezcan diferentes a las de sus vecinos… Fue duro pero ahora miro donde estoy y me sé triunfador. Al contrario que la mayoría para eso no necesito que la gente me mire con envidia. La gente… la gente está chalada. Creen que un cementerio es un sitio que está maldito. Malditos están los hospitales. Allí es donde se muere la gente, no aquí.

Anuncios

4 comentarios

  1. Jummmmmmmm hay algo en el relato de nuestro amigo que me rechina….. ¿Es cuestión de voluntad (uy, creo que he plagiado cierto título de post anterior), es perseverancia, digo, acabar en la meta deseada cuando tenemos al “destino” de nuestro lado? Pues, si no me equivoco, es fin común a los mortales dar con nuestros huesos en tan digna ubicación algún día. Bueno, en el cemeterio o esparcidos por las aguas de alguna playa querida o cualquier otra ubicación a gusto del interesado.

    A favor de este jardinero podemos decir que nuestro final puede estar pre-determinado, pero no el camino que media. Me viene al recuerdo el tema libre albedrío y conceptos paralelos y no quiero perderme en ellos así que, para ser breve, me voy felicitando a (ya es hora de nos presentes a tus personajes por su nombre!)por el éxito de obtener lo que se había marcado.

    Que lo disfrutes! Besos de una viva sobrevalorada (por viva, que no es mucho) 🙂


    • Creo que tenemos tan comido el coco por el bombardeo pseudomoralista (ahi queda eso!, me explico -a duras penas, claro- media hora de televisión es como ir a un museo de posters motivacionales, y hasta las librerías han tenido que ampliar la estantería de los libros que nos enseñan a vivir y a ser felices) que a veces me parece que hasta una persona que solo quiera emborracharse va a convertir eso en un objetivo vital para el autoconocimiento y el desarrollo personal, luchará por conseguirlo y mirará satisfecho el camino recorrido desde el sitio que le corresponde, su nicho, como dicen los ecólogos. Su nicho como digo también yo.

      ¿Estás viva? Las hay con suerte… 🙂 ¡Muchos besos!


  2. Casi nunca he tenido claros mis objetivos.
    Envidio a tu protagonista.
    A ti, te admiro.


    • Debe ser curioso eso de tener claro un objetivo… ¿que se sentirá?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s