h1

Hermanos por parte de madre

6 agosto 2010

Andrés y Diego son hermanos. Han vivido siempre en casa de su madre aunque sus habitaciones son muy distintas. Contiguas pero muy distintas. La de Andrés no sólo está llena de todo tipo de cosas que su padre le ha ido comprando, además está climatizada, sus paredes están tratadas contra la humedad, el hilo musical se activa con la voz y la lampara se enciende paulatinamente a la vez que el despertador va elevando su melodía.

Diego duerme en un colchón viejo que tiene tirado en el suelo junto a la pared que da a la habitación de su hermano porque la nota algo más caliente que las demás. El problema es que cuando llueve hay una gotera en esa parte y tiene que separarse un poco. La habitación no tiene más iluminación que la que entra por la ventana durante el día aunque lo cierto es que no hay nada que iluminar. Su madre, la misma, claro, que la de Andrés, le contó antes de morir que su padre desapareció poco antes de que él naciera. Diego siempre ha sospechado que en realidad su padre es también el de Andrés pero que por algún motivo no lo quiere reconocer. También le decía, su madre, que no podía hacer mucho, que el dinero iba directamente a una cuenta a nombre de Andrés y que cualquier uso no autorizado le podía causar problemas.

Andrés localiza en internet un restaurante que sirve comida a domicilio, llama desde su móvil y en media hora está atiborrándose de pizza. Diego, que lleva con hambre varios días, llama a la puerta de su hermano. Andrés no le abre. Tiene miedo a que por hacerlo una vez, su hermano se acostumbre a pedirle comida. Diego al rato se queda durmiendo en el pasillo con el olor a pizza como narcótico.

Este año está muriendo menos gente en pateras. Eso no significa que esté muriendo menos gente. Solo que mueren más lejos. Diego ya no va a la habitación de Andrés porque este ahora a puesto una nueva puerta, blindada y electrificada. Ya no le queda esperanza y solo espera que no sea verdad que eso es lo último en perderse. Andrés, ahora que no tiene que escuchar a su hermano golpeando en la puerta, vive más tranquilo.

Anuncios

4 comentarios

  1. Ya te lo he dicho en persona, pero lo repito: por si fuera poco, Andrés arroja la caja de pizza vacía y otros desechos de su consumo en el cuarto de Diego, que suma, a la pobreza existente, toneladas de basura que inunda el cuartucho, cada vez más mísero, cada vez más inhabitable…

    –> http://www.bbc.co.uk/news/world-europe-10846395
    (“Europa viola la prohibición de exportar residuos electrónicos”)


    • Y encima piensa que le hace un favor, y que le está dando una ayuda, y duerme el sueño de los justos amparado en el buen empleo que hace de sus migajas…


  2. El pueblo no tiene pan.
    Pues que coma pasteles.


    • Tendrán que cogerlos, estén donde estén.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s