h1

Otro hombre

9 febrero 2011

Mañana sería otro hombre. El hombre que a él le gustaría ser. Marcelo lo decidió en un instante de inspiración, una bombilla encendida de repente que arrojó luz sobre lo que en medio de las sombras parecía problema de los demás, pero que bien visto era problema suyo. Esta vez no se tuvo que comer la frustración al comprobar que no le escuchaban cuando hablaba, esta vez la rabia dio sus frutos y Marcelo calló en seco, se dio media vuelta sin arrojar excusas a un probable vacío y comenzó a andar hacia su casa mientras rumiaba la idea con la que se había encontrado.

Al día siguiente Marcelo no solo se despertó muy temprano sino que además se levantó ipso facto. Tomó algo de fruta y se fue a correr media hora por el parque. Luego se duchó, desayunó leyendo el periódico, se puso ropa elegante pero informal y se dirigió al trabajo. Allí se mostró sereno y confiado, habló poco, lo necesario y sin balbucear, frases con comienzo y final. Sentado en una buena postura delante del ordenador se propuso una serie de tareas para la mañana y disfrutó con los pequeños avances que lograba. Y cuando se atascaba no se venía abajo sino que buscaba soluciones o alternativas. Comió pescado y cogió la tarde libre para visitar a su madre. Su jefe, por supuesto, no tuvo nada que objetar ante alguien con semejante asertividad. Pero si no hubiera sido así, Marcelo lo hubiera acatado y valoraría el hecho como información, sería como un as en su manga. Con su madre estuvo atento y cariñoso. Nada de contar los minutos. Al salir fue a una galería donde se celebraba una exposición que había llamado su atención en el periódico, miró los cuadros con interés, hizo alguna pregunta y con ello abrió la posibilidad de conectar con alguien con quien luego cenar y charlar sobre algo interesante. No surgió pero lo asumió con indiferencia. Poco más tarde llegó a casa, cenó ligero y se acostó con un libro en las manos mientras repasaba mentalmente el día con las buenas sensaciones inherentes a quien había sido, alguien a quien le gustaría parecerse.

Horas después, cuando sonó de nuevo el despertador, Marcelo metió la cabeza bajo la almohada y empezó a pensar en una excusa para no ir a trabajar. Sin embargo se volvió a dormir antes de dar con alguna.

Anuncios

11 comentarios

  1. Buen intento, Marcelo, buen e infructuoso intento. Demasiadas veces soñamos con ser lo que no somos y lo peor es ver ese ideal reflejado en alguien cercano, con quien (para desgracia de nuestra autoestima) nos topamos cada día. Eso, o colgamos coronas a otros por puro afán de complejo, ya no sé.

    Qué triste hablar al vacío cuando se está rodeado de gente, es de lo más frustrante que existe.


    • Peor aun que ver el ideal en alguien cercano es construirlo a base de anuncios: quiero ser el tipo libre e independiente que conduce ese coche, quiero ser el guapo ejecutivo que sabe hacer su trabajo y que le gusta perderse en el monte los fines de semana, quiero ser la madre trabajadora que diferencia ternura en casa y competitividad en el curro, quiero ser el joven cool con éxito social; en fin ¿quiero ser todos los estereotipos que causan admiración general? Vayamos más allá, ¿quiero ser alguien que quiere parecerse a esos estereotipos? Porque eso es lo que soy. Como todos ¿no?


  2. PD: Es una gozada poner tu blog “por si acaso” y ver un post nuevo, lo sabes verdad? 🙂


  3. Por qué durarán tan poco los buenos propósitos??? Yo no lo consigo entender. Debe ser cosa del esfuerzo que hay que dedicarle, no?.

    Besos


    • A veces me da la impresión de que si no cuesta esfuerzo, solemos rechazar el propósito. Como que tenemos grabado a fuego que lo que tiene valía cuesta y por tanto si algo no cuesta es que no vale. A Marcelo no le costó ser así durante un día, hasta lo disfrutó, pero se equivocó en el proposito, eligió cambiar lo que hacía y no quien era.
      Besos


  4. y a quien no le ha pasado? esa sensación de estar cambiando y resulta que vuelves al mismo sitio.


    • si, para bien algunas veces pero para mal la mayoría, y dices oh no, yo ya no era así, pero si lo eras y probablemente lo que era distinto eran las circustancias ¿no?


  5. 🙂
    por compartir escribo, aunque hoy por ejemplo no soy capaz de empatizar con las vivencias intimas del personajes, me cuesta mucho, sé que en cada segundo tenemos la posibilidad de superarnos a nosotros mismos, puede ser que no nos lo creamos, pero si tenemos el sí en nuestra confianza, con esa ambición o en el caso de no poder alcanzar un reto, con esa aceptación, llevamos la felicidad con nosotros y conseguimos sentir quienes somos verdaderamente, sin las trampas mentales y sociales que nos permitimos (algunas veces) experimentar.
    Un beso, feliz tarde, y sobre todo felices sueños, siempre.


    • Esa aceptación de la derrota me parece importante. Porque además siempre es bueno salir de vez en cuando derrotado en los retos, de lo contrario significaría que no estamos apurando el límite, y los retos fáciles… no sé, como que visten menos, ¿no??
      Un besote.


  6. …es pura ilusión pretender empezar en medio de la vida una “nueva vida” que no se parezca a la anterior, empezar como suele decirse, desde cero.

    Milan Kundera
    Así es la vida, caer, levantarse. Superar obstáculos, cumplir las promesas a medias, caminar y sentarse… volver a empezar…
    Qué se yo! Cuando termine os lo podré contar.


    • Estoy de acuerdo, pura ilusión empezar desde cero… nada menos que pura ilusión, que cosa tan grande ¿no? El intento será fallido, pero el intento ya vale por si mismo en numerosas ocasiones. O más vale así al menos.
      Oye, cuando termines nos podrás contar lo de después, pero lo de ahora toca ahora! 🙂
      Un beso.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s