Posts Tagged ‘Libre albedrío’

h1

A mi imagen y semajanza

6 diciembre 2011

Mi atormentado discípulo, escucha atentamente, esta será la última de mis enseñanzas. Dentro de unos minutos moriré.

Descubre tu rostro.

Conoces las herramientas que posees. Hemos invertido mucho tiempo en mostrártelas bien. Las has ejercitado hábilmente, tanto las físicas como las mentales. Por supuesto no dudo de que eres consciente de que su poder excede a tus necesidades. Has de saber, si no lo has adivinado ya, que eso es una anomalía en una naturaleza por lo demás armoniosa. No encontrarás en este planeta nada igual a ti. En efecto. No encontrarás jamás compañía. Tanta diferencia lo impedirá.

No le busques sentido a lo que eres. La respuesta no es más que un dado que ha ido dando vueltas hasta quedar en equilibrio sobre una de sus esquinas. Único y extraño. Pero nada más. No hace falta nada más para ser que el estar.

Y sin embargo ahí es donde vivirás. No dejaras nunca de intentar entender y dar significado al caos. La inutilidad de la tarea te frustrará día tras día. Ni siquiera sentirás alivio tras hacer lo que vas a hacer ahora. Aun así, adelante. Es el justo pago por tu formación. Tus instintos merecen ser escuchados y yo ansío descanso. Tu comienzo es mi final.

h1

La renuncia

29 septiembre 2009

¿En que momento se me ocurrió enseñar a aquellos monos a andar erguidos? Esto se me ha ido de las manos. ¿Cómo iba a suponer que los iba a hacer tan desgraciados? ¿Quién podría haber predicho que la consecuencia de dejarles las manos libres iba a ser tanto pensar?

Ahora no hacen más que buscar. Me buscan a mí como si pudieran encontrarme, como si tuvieran las herramientas necesarias, como quien con un martillo intentase coser un roto. Buscan un sentido a sus vidas como si tuviera que ser diferente del de las ratas. Se han inventado algo llamado felicidad y se la han colocado bien lejos para poder estar siempre en su búsqueda. Siempre buscando y nunca siendo. Así son. En eso se han convertido. Siempre buscando y nunca siendo.

En fin, me voy. Ya no hay remedio. Que sigan ellos solos.

h1

Poder es querer

30 marzo 2009

Voluntad. Nada menos que voluntad. Que bonita nos queda. Que grandes nos hace. El libre albedrío hecho realidad. Que coquetería la nuestra, nos ponemos el mejor traje que se nos ocurre. Para que íbamos a vestirnos con miseria, diferenciémonos del resto del mundo animal, que se note que nosotros no somos cualquier cosa, somos seres humanos, nosotros tenemos voluntad. Nada menos que voluntad.

Gritamos al unísono: ¡Decidimos lo que queremos! Y tenemos varias excusas para hacernos eso tragable. Lógica y razón, sentimientos, el caso es que decidimos, optamos, elegimos un camino y como gracias al cielo contamos con el don de la sagrada voluntad, pues hacia allí nos encaminamos. Y no sólo eso, sino que somos tan buenos que por querer de verdad algo, por andar decididos, tenemos garantizada la meta. Todo el mundo lo sabe, querer es poder.

Quien quiere pintar acaba pintando, quien quiere cantar acaba cantando. ¿Verdad? ¿O quizá sea al revés? ¿No puede ser que quiera pintar el que sabe pintar? ¿O que alguien con dotes para el canto quiera, como consecuencia, cantar? No cabe duda de que nos hace más felices pensar que las cosas son posibles porque nosotros las hacemos así. Con nuestra voluntad. ¿Cómo vamos a pensar que vamos a querer algo sólo porque nos sea posible? Que cosa tan triste sería eso.

Hay un pequeño precio. De vez en cuando viene a decirnos hola la frustración y nos habla sobre la infelicidad. Pero estamos crecidos. No nos convence. Algo ha fallado. En realidad todo es posible. Sólo hay quererlo.